Bienvenidos al Blog de www.pinturaalimentaria.es y www.pinturasanitaria.es de Fakolith, dedicado a la industria alimentaria, sectores sanitarios, sector farmacéutico y otros sectores o situaciones donde la máxima higiene y seguridad alimentaria o sanitaria sean una prioridad. Regularmente encontrará artículos técnicos, casos prácticos, novedades, informaciones legislativas, tendencias, I+D+i, etc., sobre nuestras soluciones basadas en nuestra amplia gama de pinturas alimentarias para contacto directo con alimentos, así como sobre nuestras soluciones con pinturas alimentarias y sanitarias con Tecnología BioFilmStop de alta resistencia a la humedad, biofilm, bacterias hongos, levaduras, limpieza y desinfección, etc. Si aún no lo ha hecho le recomendamos se suscriba, para estar al día de todas la soluciones y oportunidades que Fakolith le brinda.



Declaración de conformidad obligatoria para barnices y pinturas alimentarias
04-10-2018


Todos los materiales aptos para contacto directo con alimentos y bebidas están regulados en Europa por el Reglamento Marco CE 1935/2004. Este reglamento definió entonces los materiales que podían ser aptos para estar en contacto con alimentos materiales plásticos, materiales activos e inteligentes, cerámica, adhesivos,  corcho, metales y aleaciones, vidrio, papel...

Para los materiales más sensibles se ha desarrollado posteriormente su reglamento específico. Por ejemplo, uno de los más desarrollados hasta la fecha es el Reglamento UE 10/2011 que engloba a los materiales plásticos (packaging, barnices, pinturas...).

El Reglamento EU 10/2011, como todos los reglamentos, va sufriendo modificaciones periódicas, que normalmente endurecen las condiciones de uso y ensayo de estos materiales. Por ejemplo recientemente ha entrado en vigor el Reglamento 2018/213 que modifica al EU10/2011,  y que entre otros cambios,  limita el uso y reduce el límite máximo de migración permitida de Bisfenol A en pinturas y barnices para contacto directo con alimentos.

Ahora bien, hay algo que no varía en todos los reglamentos citados, y sus modificaciones, y es la obligatoriedad de que estos materiales para contacto directo deben disponer de la Declaración de Conformidad, que lógicamente y en primera instancia debe partir del fabricante de dichos materiales, y que en el caso de las pinturas y barnices debe estar disponible en todas las etapas de comercialización del producto (salvo para consumidor final).

¿Qué es la Declaración de Conformidad para materiales en contacto con alimentos?

Digamos que es como una radiografía tanto del material apto para el contacto directo con alimentos que se va adquirir, como de su fabricante. En ella deben constar todos los datos del fabricante, incluyendo su Registro Sanitario RGSEAA ('clave 39' para materiales de contacto directo con alimentos), un listado de todas las Regulaciones que el fabricante autorizado cumple, así como una descripción del producto y sus condiciones de uso. Además, deberá citar los ensayos exigidos, realizados en laboratorios autorizados, de migraciones globales, migraciones específicas, ensayos organolépticos, así como otros ensayos adicionales pertenecientes al tipo de producto.

Por ejemplo, en nuestro caso, pinturas y barnices para contacto directo con alimentos, entendemos también como fundamentales ensayos adicionales de resistencia físico-química, resistencia a limpieza y desinfección, marcado CE, resistencia al crecimiento bacteriano, etc.

A partir de este documento, tanto los usuarios industriales, fabricantes y transformadores de alimentos, como la inspección sanitaria, pueden comprobar con mayor facilidad que no nos están vendiendo algo que no cumple las regulaciones. Es decir a través de la Declaración de Conformidad, en el caso de pinturas y barnices, la inspección y usuarios pueden verificar que la empresa fabricante dispone del obligatorio Registro Sanitario, que asegura que fabrica con materias primas autorizadas en las listas positivas del Reglamento que le corresponda, que asegura que dispone de certificados alimentarios de las materias primas, que dispone de APPCC y fabrica conforme a buenas praxis de manufactura GMP conforme al Reglamento CE 2023/2006, que sus productos han sido ensayados en entidades externas autorizadas y que cumplen los límites de migración global y específica para el uso que se le vaya a dar, según el reglamento UE 10/2011 y sus posteriores modificaciones.

Un buen consejo al industrial desde nuestro sector, e interesante para incluir en su APPCC, es que, antes de comprar una pintura o barniz apto para contacto con alimentos, pida como primer paso pida la obligatoria Declaración de Conformidad del fabricante. Si no se la facilita o no le convence, posiblemente sea un indicativo de que algo falla, y puede empezar por comprobar si el fabricante dispone de Registro Sanitario.

La web de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), dispone de un Buscador de empresas registradas, que al teclear la razón social del fabricante nos indicará su Registro y Clave, o la ausencia del mismo.

Por ejemplo, si teclean FAKOLITH, verán que el resultado es: Fakolith Chemical Systems,SLU con Registro 39.005259/T. 'Clave 39: Materiales y objetos destinados a entrar en contacto con los alimentos'.

Les recordamos que es responsabilidad del industrial del sector alimentario el verificar que los materiales que utiliza son aptos y seguros. Una ficha técnica del producto, pintura o barniz para contacto alimentario es necesaria para su uso adecuado, pero no es el documento que exige el Reglamento, pues puede contener publicidad, en cambio es la Declaración de Conformidad alimentaria la que debe demostrar su validez como producto y productor seguros.

En el sector de las pinturas y barnices para contacto directo, existen aún frente a los productores serios, algunos casos en los que se ofrecen productos no debidamente fabricados y testados, ya sea por desconocimiento reglamentario, por marketing comercial o cualquier otra causa. Así, se aún se venden productos con fichas técnicas que publicitan su aptitud para el contacto directo, de dudosa validez. Algunas de estas fichas técnicas incluso pueden ir acompañadas de ensayos incompletos relativos a la norma EU 10/2011.  Generalmente estos productos incumplen el primer paso fundamental, y es que su fabricante no dispone de Registro Sanitario para materiales para contacto con alimentos, por lo que posiblemente incumplirán otros reglamentos que garantizan la seguridad alimentaria del consumidor.

Si se utiliza un producto para contacto alimentario de un fabricante sin Registro Sanitario, sin Declaración de Conformidad, o digamos de dudosa procedencia ¿Qué puede pasar?

Estamos hablando de Seguridad Alimentaria y no de si un producto es más barato, más caro, mejor o peor. Un fabricante con Registro Sanitario (en España), está localizable bajo la vigilancia de la Inspección Sanitaria, y por ejemplo en caso de alarma sanitaria por contaminación del alimento, gracias a los protocolos establecidos para la fabricación conforme a CE 2023/2006 y a la trazabilidad exigida de todos los procesos, se podrán investigar debidamente sus causas y establecer las responsabilidades que le correspondan al fabricante del material, a alguno de sus suministradores de materias primas, etc.

En cambio, si sucede lo mismo con un fabricante de un barniz o pintura alimentaria cuyo fabricante no dispone del debido Registro Sanitario, Declaración de Conformidad, etc., es probable que tampoco disponga de todas las medidas necesarias que garanticen la seguridad alimentaria, y que además no haya sido nunca inspeccionado en esta materia, al no estar registrado y permanecer así oculto a la vigilancia de la Inspección Sanitaria. Si en este caso, el transformador de alimentos ha utilizado un producto que no cumple los requisitos, y se produce la alarma sanitaria por contaminación del producto utilizado, ¿Sobre quién recaerá la responsabilidad? Seguro que el fabricante de la pintura o barniz tendrá responsabilidades, pero... ¿No será también responsabilidad de quien lo ha usado, por no verificar mínimamente su idoneidad?

Mejor evitar riesgos, y utilizar el APPCC, donde es recomendable incluir el solicitar al vendedor barnices y pinturas alimentarias, la Declaración de Conformidad del fabricante.

Por cierto, cabe recordar que el Registro Sanitario, es un número de identificación del fabricante, que al igual que el CIF no varía, lo que sí varían son los Reglamentos ligados al mismo según sea el caso, y será  responsabilidad del fabricante el estar al día de los mismos, ya que como hemos comentado, en el caso del contacto con alimentos son muy cambiantes, lo que exige realizar nuevos ensayos a los productos para contacto directo de forma regular.

Fakolith apuesta por la transparencia en barnices y pinturas alimentarias

En nuestro caso, desde www.pinturaalimentaria.es de Fakolith, hemos apostado por la transparencia y tenemos publicadas las Declaraciones de Conformidad de nuestros barnices y pinturas alimentarias para contacto directo con alimentos, indicando además la última fecha de inspección. 

Regularmente se modifican nuestras Declaraciones de Conformidad para incluir los nuevos ensayos que exigen los cambiantes reglamentos. Producimos estas pinturas en zona separada del resto de productos, bajo APPCC y con buenas praxis de manufactura y trazabilidad, como los reglamentos exigen.


Compártelo:



Volver




DATOS DE CONTACTO

Fakolith Chemical Systems
Pol. Ind. Baix Ebre, 61-D
43500 Tortosa (Tarragona) - Spain
Tel +(34) 977 454 000
Fax +(34) 977 454 024
www.fakolith.es
fcs-spain@fakolith.com
SECCIONES

· Pinturas principales
· Productos complementarios
· Sectores alimentarios
· Declaración de conformidad - Ensayos
· Guías de aplicación
· Software de presupuestos
· Presentación FAKOLITH
AVISOS LEGALES

· Términos de uso
· Política de privacidad
· Política de cookies
· Condiciones generales de venta y suministro
· Garantía de calidad de productos Fakolith
· Certificado ISO 9001:2015
SÍGUENOS


OTROS ENLACES



Fakolith Chemical Systems - Copyright © 2018 Todos los derechos reservados